jueves, 11 de diciembre de 2008

Extraño intercambio entre Suns y Bobcats

J-Rich volará en Phoenix

Los Suns se resisten a caer. Es la única conclusión que se puede extraer de sus dos últimos movimientos. Tanto la adquisición de Shaquille el año pasado como la de Jason Richadrson ayer responden al mismo patrón. El de aquel que se resiste a aceptar el destino e intenta luchar desesperadamente contra él, generalmente con fatal desenlace. Don Álvaro o la fuerza del sino podría ser perfectamente el libro de cabecera de Steve Kerr. Novela romántica pura y dura.


J-Rich llega a Phoenix acompañado de Jared Dudley y una elección de segunda ronda. A cambio, los Suns envían a Charlotte a Boris Diaw, Raja Bell y Sean Singletary. Traspaso raro y descompensado donde los haya. Y es que, ¿qué sacan los Bobcats de todo esto? Esta es la pregunta que de formulársela a Michael Jordan da la sensación que respondería Larry Brown rápido y veloz. Y es que el movimiento lleva su firma, algo que no tenía su actual plantilla.


Brown se quita al mejor atacante que tenía y recibe dos piezas de rotación de discutible nivel. Boris Diaw es un jugador cuyo físico y versatilidad le justifican un hueco en la NBA, pero cuya calidad y rendimiento en pista no respaldan su amplio contrato. Al francés le restan cuatro años a razón de nueve millones de dólares cada uno. Una hipoteca en toda regla. Sólo la más que probable marcha de Gerald Wallace justificaría su adquisición, aunque parece que el nivel bajaría. Bell es un perro de presa, muy del estilo Brown. El ex de las Islas Vírgenes además es un excelso tirador de tres puntos, aunque nunca podrá ofrecer la producción de Richardson en este aspecto, algo que por otro lado tampoco parece preocupar mucho su técnico.


Nash-Richardson-Hill-Stoudemire-O’Neal es el cinco inicial que consigue conjuntar Phoenix tras esta operación. Muy buena pinta sobre el papel, desde luego, aunque conjuntarlo y hacerlo funcionar será otra cosa. El banquillo queda algo mermado, aunque teniendo en cuenta que hasta este año por Arizona no sabían que los que comienzan el partido sentados también pueden jugar tampoco parece algo grave. El todo por el todo una vez más -como debe de ser, claro que sí-.

2 comentarios:

jr dijo...

Yo creo que Richardson apunta esa falta de puntos que necesita el equipo con el método Porter. Yo aguantaría a Barnes de 3 titular y a Hill de suplente. Barnes mantiene la intensidad defensiva de Bell y Jason Richardson añade una veintena de puntos e intangibles. Brown apuesta por la defensa pero no consigue a un hombre fuerte en la zona ya que Diaw es muy versatil pero no tan contundnete ante las bestias interiores. Supongo que hay una apuesta clara por Augustin y confianza plena en Felton. A ver que sale.

BigBen dijo...

me parece que a Charlotte le sobra un alero: Morrison, Carroll, Bell, Diaw, Wallace...y por no contar a Felton que juega de 2 con DJ Augustin.