viernes, 30 de octubre de 2009

Primeras impresiones

La dupla Shaq-LeBron no termina de arrancar. Foto: ESPN. com

Se suele decir que la primera impresión es la que cuenta. Yo no estoy muy de acuerdo, aunque no le quito su parte de razón. En baloncesto las primeras impresiones no suelen ser acertadas respecto al rendimiento general de un equipo, aunque sirven para especular, única acción que los analistas pueden hacer a estas alturas de la temporada. Una actividad bastante improductiva pero que, por lo menos, nos entretiene.

La temporada consta de 82 partidos para cada franquicia y, aunque todas han debutado ya, algunas sólo llevan un choque disputado. Aún así los primeros problemas, o virtudes, ya se han podido ir detectando. De hecho, si esto fuera fútbol ya habría algún medio que otro pregonando, por ejemplo, una crisis en los Cavs, que han perdido los dos encuentros que han disputado.

El equipo de Cleveland sorprendió el año pasado por su facilidad para cosechar triunfo y por el acierto de la culminación del proyectote rodear a LeBron de tiradores. Se habló de anillo, James obtuvo su MVP, pero al final los lebrones no consiguieron repetir condición de finalistas. La adquisición de Shaq este verano generó ilusión y dudas a partes iguales, aunque ahora parece que su compenetración con Ilgauskas es compleja.

Toronto fue su verdugo más sangrante ya que la derrota ante los Celtics en el partido inaugural era algo previsible. Los canadienses son una de las sorpresas más agradables de estas primeras jornadas. Los Raptors sufrieron una gran revolución este verano y volvieron a la senda del basket FIBA que tan buen resultado les había dado. Calderón, Bargnani, Turkoglu, Nesterovic y Bellineli son, junto a Bosh, las piezas claves de un proyecto que luce una gran pinta y puede volver a la postemporada tras la ausencia del año pasado.

Los que no cambian, aunque hagan grandes movimientos en su roster, son los Clippers. Con el gafe por bandera no pudieron presumir de rookie ante su vecino y perdieron su primer partido. Blake Griffin estará unos dos meses en el dique seco. Eso sí, Eric Gordon se reivindica como el escolta anotador que es de manera definitiva. Parece que el hermano pobre tiene mucho futuro en su casa a falta de ver de qué absurda manera se puede volver a echar a perder.

Denver sigue en la nube en la que se instaló desde que Chauncey Billups aterrizó en la que es su ciudad natal. Con dos victorias lideran de manera muy provisional el Oeste y parece que vuelven a ir en serio. Nadie lo toma en cuenta, pero como siga a este ritmo, ayer metió 41 puntos, Melo podría apuntar al MVP. Por último, cabe reseñar los primeros pasos de la nueva hornada de jugadores. De momento, ninguno desentona con el rol que en sus equipos, aunque a mi me gustaría destacar a uno: DeMar DeRozan. El de Compton parece seguir los pasos de su compañero de universidad OJ Mayo y se ha adaptado mejor al jugar entre los profesionales que en la NCAA, aunque todavía es muy pronto para valorar su actuación.

4 comentarios:

BigBen dijo...

En España ya hubieramos destituido a Mike Brown...para que esperar mas, no?

De los rookies, el que mejor estuvo fue Flynn, decisivo en la victoria de Minnesota. A ver si Tyreke Evans espabila pronto.

NBA LAKERS dijo...

Muy buenas impresiones, Mercadal. Coincido con lo de los lebrones y apuntaría a los Nuggets para volver a tierras lejanas si llegan a la postemporada.

En cuanto a los rookies, me sigue agradando DeJuan Blair, de los Spurs. Aunque obviamente no fue el mejor de todos en lo que va del arranque de esta nueva temporada.

Saludos!

Pirrimarzon dijo...

No os sorprende que Oberto esté saliendo de titular en los Wizards??

Bryan García dijo...

A Cleveland me da la sensación de que le falta anotación. Ayer se notó menos porque Williams estuvo enchufado y debutó Delonte West, pero los puntos de Ilgauskas se echan mucho de menos ahora con Shaq titular.