miércoles, 28 de mayo de 2008

El show de Sáez

Matrimonio mal avenido

Cuándo los focos mediáticos del baloncesto aún apuntaban -o deberían apuntar mejor dicho- a la inminente final de la ACB o a la posible participación de Gasol en una final de la NBA el presidente de la FEB, José Luís Sáez, ávido de ese adictivo calor que desprenden las luces ha decidido emitir un nuevo capítulo de su bochornoso show.

Con una trama llena de éxito, fama, envidia y celos el espectáculo de Sáez, a dos meses de comenzar las olimpiadas, toma un giro inesperado en el guión y sorprende al público con la más que posible sustitución de Pepu Hernández al cargo de la selección. El oro de Japón no solo significó un reconocimiento a la mejor generación de jugadores que ha habido en España sino que también supuso un fuerte espaldarazo mediático y económico al deporte de la canasta. Llegaban las luces al plató y el mandamás podía comenzar a rodar su función sin contar que la compañía le iba a eclipsar por completo.

Mientras Pepu quedaba como un héroe más de Japón. Un hombe afable, pausado, un incansable amante del ba-lon-ces-to que supo reponerse incluso a una tragedia familiar para acometer su labor profesional. El mandamás salía por la televisión puro en mano y esgrimiendo sonrisa Profident relegado a un lógico segundo plano que nunca quiso aceptar. Llegaba el Eurobasket de Madrid y la FEB, consciente del filón que supone actualmente la selección de basket, planificaba una contraproducente gira promocional, atentaba contra la lógica en el llamado “caso Garbajosa”, organizaba un Eurobasket repleto de VIP's con nulo ambiente baloncestístico y culpaba a Pepu del "fiasco" -con todas las comillas del mundo- que supuso la plata, amago de destitución en los medios inclusive. El divorcio entre Pepu y el mandamás era firme.

Varios capítulos más parece que la gota que ha colmado la paciencia de Sáez ha sido la ausencia del seleccionador en una reunión a la que a avisó que no iba a acudir. Da igual que sólo falten dos meses para los JJOO, la excusa le sirve a Sáez y después de su habitual tour por los medios insinúa que Pepu no estará en China. El seleccionador calla, lo que parece que enoja más al mandamás que no ve alimentado su particular show. “No sé, eso pregúntaselo a él, que maneja muy bien las palabras” responde a Marca cuándo le preguntan si cree que Hernández estaba forzando su destitución.

Pero hablando de plantones. Parece que Sáez ha olvidado ya el rebote que cogió cuando celebró la Copa Principe en Zaragoza, buscando sobreexplotar la gallina de los huevos de oro que ha sido la capital maña para la FEB estos seis años, no tuvo la repercusión que buscaba y decidió irse a mitad del torneo, hablando pestes del Basket Zaragoza, sin presenciar la final ni otorgar el trofeo al campeón y dejando tirados a los que si habían pagado el abono.

Última hora:
Pepu ha convocado una rueda de prensa a las 18:00 h. Veremos si por fin se produce el desenlace a tan penoso culebrón.

Enlaces Relacionados:
Pepe contra Pepu, la guerra continúa. El Capià Enciam.

2 comentarios:

lucas dijo...

Hola, el blog esta muy bueno, te felicito, te esperox mi blog, cuando puedas para q respondas la encuesta y dejes tu comentarios, intercambiamos links, gracias, un abrazo.

Dr. Basket dijo...

Mira que me pone nervioso el presidente de la FEB, pero no creo que 'Mr Conferencias' esté limpio de culpas.

Creo que a Pepu se le ha terminado de subir el ego una cosa mala.

Y es algo que no va con su caracter. No lo ha sabido llevar bien.

Es como si ahora Pedrosa, quisiese hacer de Lorenzo.