sábado, 17 de mayo de 2008

El último truco del Mago

Turner celebra el ascenso

Anoche fue una noche de despedidas. El Basket Zaragoza se despidió de la liga LEB con una victoria en la prórroga frente al LLeida y con toda probabilidad André Turner se despidió de Zaragoza después ayudar a devolver la ACB a la ciudad.

Sin duda el Mago de Memphis ha sido uno de los jugadores más carismáticos que han pasado por Zaragoza. Venerado por la afición el eterno base disputó el que hasta ahora es el último partido de ACB que se ha jugado en la capital maña -descontando la Copa del 2005, claro-.

Turner llegó a Zaragoza en la temporada 1994-95. Ese año dirigió al CAI hasta el subcampeonato de Copa, ganándose los corazones de los aficionados rojillos por su gran visión de juego y rapidez. Pese a que su estancia sólo se prolongó otra temporada más –la de la desaparición del CBZ- André siempre ha sido considerado uno de los nuestros. La gran ovación que se llevó la primera vez que pisó el Principe Felipe con la camisrta de la Complutense en la temporada 02-03 dio buena fe del buen recuerdo que Zaragoza guardaba del de Memphis.

Pese a que la estancia en la LEB se prolongó más de lo previsto y deseado el sueño de ver a Turner vistiendo en número 10 de la camiseta rojilla otra vez no terminaba por cumplirse. Pasaban los años pero André seguía demostrando que el que vale para jugar a esto vale siempre. La necesidad de cortar con un tercer base de garantías hizo que el Mago volviese a la ciudad del cierzo y el ansiado ascenso ha conseguido que pueda despedirse de nosotros como su trayectoria deportiva merecía, siendo el puente entre el viejo CAI y el nuevo. El nexo de unión entre dos equipos ACB. Gracias por todo.

1 comentario:

BigBen dijo...

yo descubri a turner cuando estaba en el caja san fernando con scott, romero y aquellos, y me quede anonadado ante aquel pedazo de genio, me alegro por el cai, ahora esta en el sitio que le corresponde.