domingo, 19 de abril de 2009

Paolo Quinteros se perderá lo que resta de temporada

Quinteros ha disputado el que podría ser su último partido con la camiseta rojilla. Foto: ACB.com

A perro flaco todo son pulgas. Todo es susceptible de empeorar. Si algo puede salir mal, saldrá mal. Uno ya no sabe de que tópico tirar a la hora de hablar del Basket Zaragoza. Todos cuadran. Todos sirven.

Pese a, en teoría, depender de sí mismo la situación del Basket Zaragoza de cara a su continuación en la liga ACB el próximo año es muy complicada. A falta de tres partidos para finalizar la temporada todo parece indicar que el conjunto maño deberá jugarse la permanencia con el CB Murcia, equipo con el que se encuentra empatado en la clasificación y con el que se deberá medir en la última jornada. Una última jornada que puede ser infarto -siempre y cuando el partido sea decisivo y los murcianos no se hubieran escapado en la clasificación en los dos partidos anteriores, que de todo hemos visto y todo puede ser-.

Este es el discurso oficial. Pero a uno no le pueden dejar de venir a la memoria todas la veces que el equipo aragonés ha fallado cuándo se las ha tenido que jugar en un partido a vida o muerte. Y es que un equipo cuya historia se escribe sobre desilusiones y sinsabores no debería nunca tentar a la suerte.

Y, para colmo, Paolo Quinteros se ha lesionado hoy y se perderá lo que resta de temporada (leer). Quizás no veamos más al crack argentino con la camiseta rojilla. Por ello, y por que es de bien nacidos ser agradecidos, pase lo que pase, gracias Quinteros. Gracias por todo.

2 comentarios:

BigBen dijo...

Sinceramente, el CAI, no se porque, es uno de esos equipos que no me gustaria que bajasen nunca.

J. Mercadal dijo...

Me alegra mucho ver que en esta primera temporada en ACB hemos generado bastantes simpatías y gente que no desea que bajemos (salvo para salvarse ellos, por supuesto). Supongo que el hecho de que en esta ciudad siempre haya habido gran afición y tengamos tan mala suerte últimamente tendrá mucho que ver.

Igualico que en LEB donde la mayoría de los equipos nos tenían una tirria increíble. Vaya usted a saber por qué. En fin, que ójala nos salvemos aunque en estos momentos lo veo muy, muy mal.