domingo, 5 de octubre de 2008

Jóvenes y peligrosos


Smith, tras renovar por cinco años, tendrá como objetivo personal el All-Star

Tras una temporada que se podría calificar como notable con la incursión de los Hawks en Playoffs tras 11 años de ausencia en la postemporada. Pese a que esta clasificación se debe en gran parte a errores ajenos como las pésimas temporadas de equipos como Miami o Chicago los de Georgia poseen el deber de tomar la pasada campaña como el punto de partida a partir del cual continuar mejorando el rendimiento deportivo de su joven plantilla. Para ello Atlanta continuará confiando en el ilusionante bloque de jugadores que lograron, entre otras gestas, forzar siete partidos en la eliminatoria que les enfrentó al equipo que posteriormente se corono campeón de la NBA, Boston Celtics.

Los principales movimientos en la ciudad de la Coca-cola, fuga de Childress aparte, han sido dos renovaciones. Pese a que la continuidad del alero Josh Smith, que finalmente firmó por 58 millones de dólares y cinco temporadas, debería de haber sido la prioridad absoluta en Atlanta esta sólo se produjo una vez que los Grizzlies realizaron una oferta al jugador, algo que no sentó especialmente bien a Smith. J Smooth llegó a ser durante gran parte de la pasada temporada la referencia real de los Hawks pese a que no obtuvo la vitola de All-Star, algo que si consiguió su compañero Joe Johnson. La otra gran renovación del verano, mucho más polémica, es la del entrenador Mike Woodson. Pese a los resultados el de Indiana ha sido constantemente criticado por su relación con los jugadores así como por no saber sacar todo el jugo posible a la plantilla.

Junto a Smith y Johnson, clásicos puntales de la franquicia en estos últimos años, Mike Bibby y Al Horford serán las otras dos grandes referencias del equipo. Bibby tendrá el deber de llevar el timón de estos jóvenes Hawks. Para ello se espera que recupere su nivel tras asentarse en un equipo que posee ciertas aspiraciones. Mientras, Hordford, que partirá como pívot titular aunque disputará muchso minutos como ala-pivot, deberá continuar con la excelente progresión que mostró la pasada campaña y que le hizo el único rookie capaz de rivalizar con Kevin Durant por el MVP de novatos.

Marvin Williams y los recién llegados Ronald Murray y Maurice Evans deberán cubrir el hueco que deja la marcha de Childress al baloncesto europeo. La operación, todo un bombazo desde la óptica europea, no resulta de gran calado vista desde el otro lado del Atlántico. El mayor hueco de la plantilla se encuentra en la posición de pívot donde sólo cuentan con el georgiano Zaza Pachulia como cinco puro. No obstante -como vamos a ir viendo a los largo de estos repasos- se trata de una merma muy recurrente, especialmente en el Este, por lo que tampoco debe significar un gran impedimento para los de Georgia.

1 comentario:

BigBen dijo...

fundamental lo que puedan mejorar josh smith y sobre todo Al Horford si Atlanta quiee continuar en terriotio PO, aunque yo no les veo la verdad.

ademas, los evans, murray y marvin williams deben tener presencia, y que acie law se convierta de una vez en nº4 del Draft.