martes, 21 de octubre de 2008

La gran incógnita del Este

La sociedad Jefferson-Redd, encargada de devolver a los Bucks a la elite. Foto: Yahoo Sports

Comenzar a contar en el Este. Este es el objetivo de los Milwaukee Bucks para la temporada 2008-09, igual que lo fue en las anteriores Tras los fracasos cosechados el crédito de los de Wisconsin esta puesto en tela de juicio. Por ello, y tras unos movimientos más que interesantes en los despachos, los Bucks parten como candidatos para jugar los Playoffs por el título, pero con reticencias.

El cambio más importante es el que se produce en el banquillo. Después de salir rebotado de Chicago la pasada temporada Scott Skiles será el encargado de regentar el banquillo de Milwaukee. Pese a fracasar con los Bulls Skiles no ha perdido credibilidad. De la adaptación del equipo a su ritmo de juego dependerá el devenir de estos Bucks.

En cuanto a jugadores la incorporación más importante, o al menos de mayor relumbrón, es la de Richard Jefferson. El que fuera jugador franquicia de los Nets llega a la ciudad de la cerveza a cambio de Bobby Simmons y el chino Yi Jianlian. Ni Simmons, que nunca llegó a desplegar el juego que se esperaba de él, ni Yi, que declaró que no quería jugar en Milwaukee debido a la escasa colonia china existente en la ciudad, suponen dos bajas tremendamente sensibles para el equipo mientras que Jefferson es un jugador apto para adoptar la figura de líder, un rol que ni Redd, ni Bogut han sabido interpretar correctamente. Además, su capacidad defensiva es otro

En un traspaso a tres bandas entre Bucks, Cavaliers y Thunder los de Milwaukee se hicieron con los servicios de Damon Jones, Luke Ridnour y Adrian Griffin. Aunque lo más significativo de este movimiento es la salida del equipo del base anotador Maurice Williams. Su hueco lo deberá suplir Ridnour. Frodo, que no ha terminado de cumplir las expectativas que generaron su llegada a la liga, deberá manejar el timón de los Bucks Mientras que Griffin y Jones desarrollarán papeles secundarios en las alas.

La renovación de Andrew Bogut es el cuarto gran movimiento de la franquicia. El que fuera número uno del draft del 2005 ha firmado con los Bucks por la nada desdeñable cantidad de 60 millones de dólares, que podrían ser 72 si se cumplen una serie de objetivos, en cinco años. Ante la escasez de pívots de calidad en la NBA los centímetros se pagan y aunque parezca su contrato pueda parecer algo desorbitado se encuentra dentro de mercado. Pero más allá de su contratazo el pívot australiano lleva una progresión continuada que le puede llevar a ser uno de los jugadores interiores más importantes de la Conferencia Este.


La incógnita se presenta en el papel que desarrollará Michael Redd en estos nuevos Bucks. El que hasta ahora ha sido jugador franquicia y máximo anotador de la franquicia puede verse desplazado por la llegada d Jefferson y la progresión de Bogut por lo que involucrarlo en el proyecto es vital para los Bucks. Aunque la gran duda del quinteto inicial la plantea Charlie Villanueva. El ala-pivot, cuya calidad individual es incuestionable, debe mostrarse más involucrado en el juego ya que corre un serio riesgo de enrolarse en el ingrato club se dejaba llegar.

El banquillo presenta soluciones más que aceptables, sobre todo hablando del Este. El base Ramon Sessions tendrá su oportunidad después del increíble final de temporada que protagonizó el año pasado. Su papel en principió será el de suplir a Ridnour, aunque si continúa con su meteórico ascenso podría, incluso, alcanzar la titularidad. En las alas Jones, Griffin y el ex del Breogan Charlie Bell son los principales recambios mientras que el juego interior cuenta con el veteranísimo ex del Barça Francisco Elson y el rookie Joe Alexander. Aunque de cumplirse las predicciones más agoreras sobre Villanueva todo parece indicar que el de West Virginia podría finalizar la temporada en el cinco inicial. En pretemporada el camerunés de UCLA Mbah a Moute está teniendo cierta relevancia, aunque no sería de extrañar que finalizara el curso en la D-League.


Nombre por nombre se trata de un equipo más que competente y la presencia de una estrella trabajadora y poco dada a las polémicas como Richard Jefferson son síntomas de garantía. ¿Será este el despertar de Milwaukee?

2 comentarios:

BigBen dijo...

antes de empezar la pretemporada, pensba en los bucks como una de las sorpresas del este, y como tu dices, nombre por nombre es un equipo majo, pero despues de la pretemporada...

Jon dijo...

Gran comentario sobre los Bucks, a mi me parece que van a llegar a Play Offs, sólo que pasar de ahí, lo veo dificil, ya que les tocará contra Boston/Detroit, y será muy complicado, pero quién sabe.

P.D. Muy bueno el blog, pasate por el mío, y ya comentarás!