jueves, 19 de febrero de 2009

Brad Miller vuelve a Chicago

Miller pasa el testigo a Hawes antes de volver a Chicago

Era un secreto a voces. La opción más lógica que se hizo mucho de rogar. Los Chicago Bulls buscaban como loco un pívot con el que completar su plantilla y Brad Miller era, prácticamente, el único center de garantías que el mercado podía ofrecer. Pero los Kings estaban dispuestos a tensar la cuerda sacando así un trato probechoso para ellos tanto en lo económico como en lo deportivo.

En el intercambio, en el que también participa Portland de forma casi testimonial, los Bulls reciben a Brad Miller y John Salmons procedentes de Sacto. Mientras a la capital californiana llegan Drew Gooden, Andrés Nocioni, Cedric Simmons e Ike Digou. Los Blazers, además, reciben a Michael Ruffin (leer).

Pero, ¿es Brad Miller el pívot que necesitan los Bulls? Miller es un pívot atípico. Con un gran conocimiento del juego y capacidad de pase, pero al que le gusta más jugar de cara al aro que despaldas a este. Un referente interior que paulatinamente se va alejando de la pintura. Esto ofrecerá a Chicago a posibilidad de doblar balones a las múltiples pistolas exteriores de las que dispone, aunque quizás no se ajuste al perfil de jugador que Chicago llevaba tanto tiempo buscando.

Además en el pack llega Salmons, otro jugador exterior más para el superpoblado backcourt de los Bulls. Salmons, que posee ya 29 años, estaba realizando la que hasta ahora está siendo su mejor temporada en cuanto a números se refiere. En Chicago deberá acostumbrarse de nuevo a un rol secundario tras Rose y Gordon aunque presumiblemente será el recambio de Big Ben en caso de que este no renueve este verano.

Sacramento por su parte se deshace así de su último baluarte y se centra en su reconstrucción. Para ello reciben a dos jugadores con roles completamente contrarios. Nocioni es un jugador de equipo, polivalente y que servirá para dar mayor consistencia al juego de los Kings. El argentino, que ha sido gravemente infrautilizado en Chicago, es una pieza más que válida y que seguramente se haga un hueco en el quinteto titular. El papel de Gooden en la operación es completamente distinto. El ala-pivot finaliza contrato por lo que liberará siete millones de dólares este verano. Un espacio salarial que, sin dudas, vendrá de perlas a la reconstrucción del equipo.

Actualización

Chicago dice adiós a Larry Hughes

En un segundo movimiento los Chicago Bulls enviaron al polémico Larry Hughes a New York a cambio de Tim Thomas, Jerome James y Anthony Robertson. Con esta operación la franquicia de la ciudad del viento se deshace del gran contrato que poseía el escolta y encuentran algo de refuerzo interior de garantías en la figura de Tim Thomas -James se encuentra de baja para lo que resta de temporada-. Todos los implicados acaban contrato en 2010, premisa básica para que los neoyorquinos acepten un intercambio y algo que está ganando cada vez más importancia en los movimientos de los Bulls.

2 comentarios:

BigBen dijo...

Espero que os vaya bien con Miller. Puede daros un gran peso interior y una gran capacidad de pase. Tambien puede servirle muy bien a Thomas para aprender de un gran maestro.
Lo que no termino de entender es porque quereis a Salmons, salvo que penseis ya en que Gordon se va a largar en verano.

J. Mercadal dijo...

Imagino que se da por hecho que Gordon no continuará por lo que entonces Salmons si tendría sitio. Aunque a mi es un jugador que no me llama mucho la atención, la verdad.

No obstante se llevaba mucho tiempo oyendo que los Kings querían deshacerse de él e imagino que habrá entrado en el pack. El protagonista del traspaso es Miller, jugador por el que los Bulls llevan suspirando mucho tiempo ya.

Espero que en los Kings Nocioni encuentre por fin regularidad. La casta viene garantizada de fábrica.