miércoles, 25 de febrero de 2009

Loren Woods, la última esperanza

Woods lucha el rebote con el Effes Pilsen. Foto: Euroleague.net

Loren Woods (St. Louis, 1978) es el ultimo refuerzo del Basket Zaragoza en su empresa de mantener la categoría ACB en este, el año de su debut. Woods es un pivot de 2’18 metros –según medidas oficiales- que llega a la capital maña a aportar los centímetros de los que lleva huérfano el conjunto zaragozano desde la marcha del checo Ondrej Starosta.

Woods llega a Zaragoza después de abandonar la disciplina del Zalgiris Kaunas lituano debido a la mala situación económica en la que se encuentra inmerso el histórico club báltico. En Europa su trayectoria se limita a dos años no consecutivos en el Zalgiris, temporadas 06/07 y 08/09, y en el Effes Pilsen turco en la 07/08. Dos equipos procedentes de ligas menores pero habituales participantes en Euroliga. De hecho, sus promedios en la máxima competición continental esta temporada son de algo más de 12 puntos y nueve rebotes por partido. Cifras nada desdeñables.

En Woods encontramos un jugador de una excelente técnica individual. De finos movimientos al poste, un más que aceptable tirito exterior y un digno pase, sobre todo para alguien de su altura, que le posibilita jugar el pick’n’roll. Es cierto que no se trata de lo que se conoce como un jugador duro, incluso algunos lo definen como un ala-pivot en el cuerpo de un pívot, pero tampoco se trata de un jugador blando y debido a su altura posee una gran facilidad para capturar rebotes o intimidar a los jugadores más bajitos.

Su llegada sirve para apuntalar el juego interior del equipo, sin duda su facción más débil. La inclusión de Woods implica la salida del club de un jugador extracomunitario que previsiblemente será Larry Lewis (leer los motivos en 3PC). Con el de St. Louis el Basket Zaragoza vuelve a encontrar a la lógica en la composición de su juego interior al contar de nuevo con dos pivots, Woods y Garcés -tres si contamos a Oliver Arteaga cuya presencia debería ser testimonial a partir de ahora-, y dos ala-pivots, Zizic y DP, finiquitando así la desastrosa experiencia que supuso la intentona de adaptar al croata en el puesto de cinco. Y es que se espera que el máximo beneficiado de la llegada del norteamericano sea el jugador balcánico ya que podrá desarrollar toda su clase y brega al poste jugando ante rivales de su altura.

Se trata, por fin, de un juego interior compensado y potente. Sí Garcés representa la lucha y la fuerza, Woods es la clase y la elegancia. Sí Phillip es la potencia, la entrega y la posibilidad de jugar abierto, Zizic supone la desenvoltura al poste y la capacidad de jugar entre pívots. Cuatro piezas complementarias que abren al Basket Zaragoza todo un nuevo abanico de posibilidades con el que construir la salvación desde la pintura.

4 comentarios:

BigBen dijo...

218 centimetros?? no seran muchos??
Si mantiene sus numeros del EFES, seria un fichaje buenisimo, pero siempre me ha dado mala espina este tipo.

J. Mercadal dijo...

Es muy alto aunque ya se sabe que estas cifras las suelen engordar, y más en la NBA.

Yo, viendo lo que tenemos actualmente en plantilla, veo que viene este tío a mi equipo y soy más que feliz.

Rodman dijo...

El domingo saldremos de dudas.

Todos los caistas deseamos que sea un gran fichaeje.

Pirrimarzon dijo...

Joder, que viejo soy. Me acuerdo de este Loren Woods en su etapa universitaria... Me parece que llegó a una Final Four (con ¿Arizona?) el año que Shane Battier pegó el salto a la NBA, 2001 si no recuerdo mal.

Muy alto y coordinado, pero algo endeble. No impone su ley como debería. Una versión mejorada de PJ Ramos, vamos. A ver que tal rinde en España.

Saludos