jueves, 3 de julio de 2008

El fin de los Sonics

Y los peores augurios se cumplieron

Esta madrugada se ha confirmado la marcha de los Supersonics de la ciudad de Seattle. Clay Bennett, propietario de la franquicia, finalmente se ha salido con la suya y se lleva al equipo a Oklahoma City, su ciudad (leer en ESPN).

Se ponen así punto y final a 41 años de baloncesto en la ciudad del grunge. Está claro que el basket en EEUU -como en casi todo el mundo- esta supeditado íntegramente al rendimiento económico y como siempre los únicos perjudicados en este caso serán los aficionados del estado de Washington.

La ciudad a cambio recibirá 45 millones en función de compensación más 30 millones más si Seattle no consiguiera otra franquicia. Además podrá mantener los colores y el nombre del equipo si surgiese una nueva iniciativa, en la memoria la necesidad de crear los Bobcats tras la mudanza de los Hornets de Charlotte.

En Zaragoza sabemos lo que es quedarnos sin equipo por razones meramente económicas -aunque las circustancias no sean comparables-. Por ello aprovecho esta entrada para solidarizarme con los seguidores de Seattle. Para conocer más a fondo todo el proceso no olvideis visitar el blog: Sonics Garage.

Más información:
Seattle se queda sin NBA, Jugones
La mudanza en Siempre Basket

2 comentarios:

dennis_mora91 dijo...

Un fin que nadie esperaba, por como se produce y porque aun habian esperanzas de que se quedaran al emnos uno o dos años más.

Imanba dijo...

wenas, que te parece si nos afiliamos? acabo de reaparecer con un blog NBA