lunes, 28 de julio de 2008

Hasta pronto Girona

Foto: CBGirona.com

El pasado viernes se dio a conocer que el CB Girona no continuará la próxima temporada en ACB al no poder hacer frente a sus problemas económicos (leer). El club optaba así por la decisión más drástica y dolorosa al disolver la sociedad anónima para intentar reflotar el club en el baloncesto base. Una situación que deja huérfana a la ACB de una de sus plazas más clásicas y que reabre el viejo debate sobre la profesionalización del deporte.

Esta lamentable situación -que en Zaragoza conocemos tan bien, vaya aquí todo mi apoyo para la afición de Girona- posee su punto de partida el día que la empresa inmobiliaria Akasvayu aterrizó en el Club Basquet Girona en 2005. Entonces, en pleno boom del ladrillo, la promotora realizó un desembolso inaudito para un club como el gerundense que permitió que llegaran al club figuras como Raúl López o Fran Vázquez, que renunció a la NBA pese a haber sido elegido en el número 11 del draft por Orlando Magic. El multimillonario proyecto no cuajó y daría paso a otros, quizás no tan descabellados, pero igualmente desacertados tanto en la faceta deportiva como en la económica.

Con esta pésima noticia se ponen fin a 19 temporadas consecutivas de ACB en la capital gerundense. Tres años de descontrol económico que solo les ha llevado a conseguir una FIBA EuroCup en la temporada 06/07. Pobre bagaje si lo comparamos con la hazaña de ser todo un club histórico en la mejor liga FIBA del mundo. De haber hecho durante tantos años al baloncesto en el primer deporte de una ciudad. Por ello, como se suele decir, sólo cabe esperar que esto no sea un adiós, si no un hasta pronto.

Enlaces relacionados:
Las dudas hacia una ACB de 17 equipos, El Capitá Enciam
El despacho se lo dio. El despacho se lo ha quitado, Dr. Basket

1 comentario:

Imanba dijo...

Una pena que este equipo no pueda jugar la temporada que viene en la acb.